Depresión

“El alma resiste mucho mejor los dolores agudos que la tristeza prolongada”. Jean Jacques Rousseau, filósofo francés (1712 – 1778)

Sobre la depresión

La depresión es el trastorno de estado de ánimo más frecuente, y según la Organización Mundial de la Salud será la segunda causa de sufrimiento e incapacidad en el mundo en el año 2020. Las investigaciones más recientes muestran evidencias abrumadoras de que la depresión es un problema social y no solo una enfermedad médica.

Hay desequilibrios fisiológicos en el funcionamiento cerebral que son característicos del cuadro depresivo, pero ello no quiere decir que sean el origen de la depresión sino que también pueden ser el resultado de la misma.

Todo lo que ocurre en nuestro cuerpo, físico o mental, tiene un correlato bioquímico, y nuestra experiencia moldea la bioquímica al menos tanto como la bioquímica moldea nuestra experiencia (“Environment is key to serotonin levels”, B. Azar, 1997 – Monitor on Psychology Journal -American Psychological Association).

Tratamiento de la depresión mediante Hipnosis

La interpretación que hacemos de lo que nos ocurre tiene un impacto fundamental en cómo nos sentimos, y a su vez nuestro estado de ánimo influye decisivamente en cómo interpretamos lo que nos sucede. Si estamos alegres somos más optimistas y vemos los problemas como menos graves y más transitorios. Si por el contrario nos encontramos tristes o abatidos, el mismo problema nos parecerá más serio y duradero en el tiempo.

En la actualidad hay una gran controversia sobre los tratamientos con antidepresivos, tan extendidos hoy en día, y su pretendida eficacia. Incluso si la persona se recupera, no habrá aprendido nada y seguirá sin disponer de estrategias y recursos eficaces que le permitan enfrentarse mejor a problemas futuros.

Además, los tratamientos con antidepresivos tienen una probabilidad de recaída mucho más alta que la de los tratamientos psicoterapéuticos que, en cualquier caso, son compatibles con el tratamiento farmacológico.

Hipnosis y depresión

La hipnosis es una herramienta poderosa que se puede utilizar con grandes ventajas en el tratamiento de la depresión. Hay muchos tipos de hipnosis igual que hay muchos tipos de terapias y, como toda herramienta, su eficacia en el caso de la depresión depende de cómo se use y de cómo se adapte a cada persona y a su situación en particular.

Mediante la psicoterapia y la hipnosis eriksonianas se puede acceder a recursos útiles de la propia persona, que le ayudarán a sentirse mejor y a estar más dispuesta a tomar un papel más activo en su vida. Es posible recuperar experiencias y emociones positivas así como mejorar la autoestima y proyectar un futuro más esperanzador y motivador. De esta forma, se invierte la espiral depresiva de emociones y pensamientos negativos que van limitando cada vez mas la interacción de la persona con el resto del mundo.

El tratamiento puede ser muy rápido y en una o dos sesiones conseguir cambios dramáticos,  aunque lo normal es que sea un proceso más gradual. También es importante que la persona aprenda estrategias y técnicas eficaces para gestionar mejor sus emociones y ser más capaz de hacer frente a los problemas y situaciones difíciles en el futuro.